Hipoteca sin vinculaciones o con vinculaciones ¿Qué es mejor?

Desde la aprobación de la Ley Hipotecaria, ninguna entidad puede obligarte a contratar vinculaciones para conseguir tu hipoteca. Eso sí, pueden ofrecerte mejores condiciones si lo haces. Vamos a ver qué tipos de vinculaciones hay y si merece o no la pena contratarlas.

Tipos de vinculaciones

De hecho tengo que aclarar en primer lugar que, lo que conocemos como vinculaciones, ya no se llama así, sino que desde la nueva Ley Hipotecaria se llaman productos combinados, porque ya no son obligatorios. Pero bueno, para que tú y yo nos entendamos, y para abreviar, vamos a llamarles vinculaciones 😉 Dentro de los tipos de vinculaciones hipotecarias que puedes contratar, las separaríamos en dos grandes grupos, las que tienen un coste, y las que no. Vamos a hacer una lista de las más habituales.

Las vinculaciones que no tienen ningún coste

La vinculación sin coste más básica y típica es la domiciliación de la nómina. Exacto, sólo por cambiar el número de cuenta en el que te ingresan la nómina puedes conseguir una cuota hipotecaria más baja. Esta es la más habitual y no tiene ningún coste extra.

Las vinculaciones que sí tienen un coste (aunque con matices)

En este grupo incluimos las vinculaciones para una hipoteca que sí suponen una cuota, ya sea mensual o anual. Pero muchas de ellas son cosas que, o seguramente ibas a contratar igualmente, o te beneficia, o incluso conviene, contratar:

  • Seguro del hogar: Tener un seguro del hogar no es obligatorio, como ya analizamos en este artículo, pero, si no lo tienes, te expones a gastos muy caros que lleguen incluso a suponer más de lo que puedas pagar así que, tener un seguro del hogar no es obligatorio, pero es la mejor decisión que puedes tomar. Dicho esto, ya que vas a contratar uno ¿Por qué no hacerlo mejor con el banco con el que vas a contratar tu hipoteca y conseguir así una rebaja?
  • Seguro de vida: Esta vinculación es especialmente importante si tienes hijos/as, porque es una forma de protegerlos. Y es que el seguro de vida que contratas con una hipoteca suele hacer frente a las obligaciones financieras si falleces.
  • Seguro de impago: Este seguro es una buena vinculación para aumentar tu porcentaje de financiación. Un seguro de impago cubre durante unos años tu cuota hipotecaria si te quedas en paro. 
  • Tarjeta: Que tengas una tarjeta también puede darte condiciones preferenciales en tu hipoteca. También hay entidades que te ofrecen bonificaciones si gastas x dinero con la tarjeta al mes. Y como seguro que la vas a usar, ¿por qué no aprovechar para rebajarte la cuota?

La gran pregunta: ¿hipoteca sin vinculaciones o con vinculaciones?

Puedes contratar una hipoteca sin vinculaciones pero yo te recomendaría que contrates alguna, para conseguir bonificaciones. Eso sí, como todo en esta vida, hay que saber elegir. Igual que te digo que tiene sentido que contrates vinculaciones, también te digo que no hace falta contratar muchas, Y que las que contrates tengan sentido, porque sino acabarás pagando más. El objetivo de contratar una hipoteca con vinculaciones es que te salga más barata que una hipoteca sin vinculaciones.

¿Un ejemplo de las vinculaciones que yo sí contrataría para mi hipoteca? Pues, por ejemplo, el seguro del hogar, el seguro de vida y la domiciliación de la nómina. El seguro del hogar porque no podría estar tranquilo comprando un piso y no contratando un seguro para él mismo. No me quedo tranquilo pensando en que un día haya un incendio en mi casa y me quede sin casa, y sin dinero y debiendole dinero a un vecino. En caso de tener niños pues seguro que también contrataría un seguro de vida.

Por otro lado, la domiciliación de la nómina no me perjudica en nada, así que es algo que también contrataría. ¿Quieres saber qué vinculaciones te ayudarían a conseguir una mejor hipoteca?¿O prefieres contratar una hipoteca sin vinculaciones? En ambos casos, nosotros podemos conseguirte la mejor hipoteca, sólo tienes que rellenar nuestro formulario de contacto, y te haremos un estudio inicial gratuito y sin compromiso con el que te explicaremos cómo sería tu hipoteca con y sin vinculaciones.